jueves, 7 de abril de 2011

TINTES OTOÑALES


El otoño esplende en granadas y membrillos, pequeños planetas de oro y lacre azucarados; puestos en el borde de mi ventana, estallan de luz bañados por el sol de la mañana el cual establece su tibia monarquía en las murallas.

El olivo del patio relumbra con su carga de frutos esmeraldados, entre la pátina verde y grisacea de sus hojas aceradas.

Las tencas en el pimiento practican su alboroto de recreo insesante, van y vienen, expulsando desde su garganta trinares exultantes.

En las flores rojas de una enredadera, que semejan pequeños saxofones, los picaflores se disputan el almibar de sus pistilos y el territorio de su fronda.

El plumbago, henchido de racimos, curva en cada rama su cascada de ofrenda, sus bellas constelaciones de azul pálido.

Las bugambilias desde el balcón descuelgan sus cabelleras de púrpura exuberancia.

El otoño se apodera de mi casa y entra en mi corazón siempre enamorado de su gracia.

5 comentarios:

  1. Wilma Borchers
    Meus cumprimentos por
    TINTES OTOÑALES

    Uma beleza de se ler,
    Efigenia Coutinho

    ResponderEliminar
  2. Querida Wilma, maestra: Gracias por compartirnos las exquisiteces de tu poesía, ese despliegue magnífico de gracia, armonía y felicidad expresiva con el que siempre nos has regalado y sorprendido profundamente. Leerte es, sin duda, volver a habitar en el encantamiento y el secreto de una palabra intemporal, plena y verdadera que nos deleita y pone nuestro corazón en estado de gracia.
    Un abrazo grande, y todo el afecto.

    ResponderEliminar
  3. Wilma, que gusto leerte,la delicadeza de tus imágenes nos llevan a conocer ese otoño que se acerca a tu balcón y que tu nos trasmites con tanta belleza.
    Un fuerte abrazo y te sigo

    ResponderEliminar
  4. Amiga mia...
    entre la belleza de los membrillos cuyo color y aroma en mi universo se instalan unido a la atmósfera intima que logras....
    El otoño se apodera de mi casa y entra en mi corazón siempre enamorado de su gracia.
    Quedo atrapada ilusa mortal en los hilos de tus redes de poeta...
    ¡¡¡gacias...una belleza!!!
    Mariangeles.

    ResponderEliminar
  5. De exquisito buen gusto, amiga. Beso

    ResponderEliminar